La vida (de la montaña) es linda

La vida (de la montaña) es linda

Nuestra promesa, tu decisión

Borja Delgado | 23 jun 2022

Una máxima que me ha ayudado en la vida, y que he utilizado alguna vez en mis clases de diseño, es esta excelente frase de Mafalda*.

La vida es linda, lo malo es que algunos confunden lindo con fácil

* No sé a ciencia cierta cuál es la viñeta original, la imagen de cabecera la he tomado prestada de aquí.

Esta es una afirmación que choca bastante con el mundo en que vivimos (o nos venden). No porque la vida no sea linda, sino porque todas las claves para vender o promocionar un servicio intentan hacer que parezca fácil algo difícil.

Consigue -hacerte rico, aprender inglés, perder peso, correr una marathon, etc.- de manera fácil y sin esfuerzoes un mantra muy repetido en nuestros días

Cualquier cancamusa nos vale para facilitar las cosas (o decir que las facilitamos): la tecnología, la inteligencia artificial, los avances científicos, los nuevos productos, las criptomonedas o cualquier tipo de cosa (con base real o no) que nos pueda ayudar a dar a entender que sí, ahora sí, ha aparecido algo que cambiará nuestras vidas y nos ayudará - sin el más mínimo esfuerzo por nuestra parte - a conseguir nuestros objetivos. Por muy complicados que éstos sean.

El mundo de la montaña, por supuesto, no es una excepción. Esos vídeos de instagram en los que semidioses consiguen las más altas gestas, grabados con maestría y saber hacer, hacen de efecto llamada. Y el resto es cosa de marketing.

Queremos creer que una App es todo lo que necesitamos para ir a la montaña, la tecnología está aquí para ayudarnos, por fin. Contamos con un track y un GPS, nada puede pasarnos. Todo es cuestión de elegir una ruta que tenga buena pinta y ponerse en camino. El resto es cuestión de seguir las miguitas de pan.

Pues gente, spoiler: NO ES ASÍ.

La montaña es un entorno increíblemente bello y sobrecogedor, que nos brinda una y mil oportunidades de disfrutar, de crecer como personas y de compartir tiempo y experiencias con quienes nos acompañan en la vida. La montaña es linda.

Pero la montaña, también, puede ser un entorno altamente inestable, que requiere ir con prudencia y atención. Hay que ponerse (aunque sea un poco) en forma, hay que conocer algunas reglas de seguridad, puede ser necesario aprender a manejar una serie de materiales y un largo etcétera de cosas que variarán en función de si queremos darnos un paseito por el pueblo o queremos subir a un ochomil.

La montaña - dependiendo de lo que quieras hacer - puede no ser fácil.

Y una cosa os podemos decir desde ya: Dersu no es una varita mágica que hará que todo eso pase de un día para otro y sin preparación alguna. De verdad que lo sentimos. Pero generar cualquier tipo de expectativa en este sentido es faltar a la verdad.

Y en Dersu nos tomamos tanto la montaña como la honestidad muy en serio. De hecho, diremos más, no hay (ni habrá) aplicación de montaña que sea capaz de tomar decisiones por vosotros.

Lo primero que nos gustaría que la gente que use Dersu entienda es que no pueden tirarse al monte confiando solamente en una App.

No pueden elegir una ruta y despreocuparse (ni con Dersu, ni con ninguna). Dersu es una ayuda, en mayor o menor grado, pero nunca, NUNCA, puede ni debe reemplazar la atención y conocimiento de las personas que están realizando la actividad.

Lo que sí podemos hacer desde Dersu es ayudaros en el camino, prepararos, enseñaros y acompañaros si nos dejáis:

  • Compartiendo con la gente una visión del mundo de la montaña que parte de grandes profesionales, que llevan toda la vida en ella. Y esto casi diría que es lo más importante y profundo que os podéis llevar de aquí.

  • Ayudándoos a definir bien vuestro nivel y proponiéndoos actividades acordes al mismo. Sin sustos y siendo plenamente conscientes de dónde os metéis.

  • Poniendo a vuestra disposición toda la información y la metodología necesaria para poder ir a la montaña con seguridad.

  • Ayudandoos a progresar, a aprender, y en el fondo a crecer en la montaña. Para que, poco a poco y disfrutando del camino, consigáis (quizás) aquellas metas que ahora parecen tan lejanas.

  • Poniendo siempre vuestra seguridad por encima de cualquier objetivo de marketing.

Si hacemos esto, paso a paso, quizá podamos llegar a conseguir cosas que nos parecen increibles a dia de hoy. Incluso en condiciones muy difíciles.

Llegar ahí es un camino precioso, pero que requiere esfuerzo y experiencia dependiendo de nuestros objetivos.

Dersu quiere acompañaros en ese viaje. Esta es nuestra promesa. Vuestra la decisión.